Siete pasos, incontables beneficios

Cuando se trata de gestionar la diabetes, es fundamental tener un buen control. Estos siete pasos pueden ayudar.

Desde la publicación de los estudios de referencia sobre el control y las complicaciones de la diabetes (Diabetes Control and Complications Trials, DCCT), se ha prestado especial atención a un mejor control de la glucosa en sangre. Los estudios destacan la importancia de un buen control para ayudar a los pacientes a sentirse mejor y, en definitiva, a disfrutar de un mejor estilo de vida. Estos siete pasos lo ayudarán a lograr un control más firme en el tratamiento de su diabetes.

 

Pruebas de glucosa en sangre y hemoglobina A1C

Las pruebas de glucosa en sangre le brindan información importante para realizar ajustes inmediatos y diarios en el tratamiento de su diabetes. La prueba de la hemoglobina A1C (HbA1c) le muestra su promedio de glucosa en sangre a lo largo de los últimos 60 a 90 días. Ambos tipos de pruebas son necesarios en el tratamiento con la bomba de insulina.

Cómo tratar la hipoglucemia (niveles bajos de glucosa en sangre)

Con el tratamiento con la bomba de insulina, no se puede evitar por completo la hipoglucemia, o niveles bajos de glucosa en sangre (GS); no obstante, la mayoría de las personas consideran que ocurre menos a menudo y con menos intensidad que con las inyecciones de insulina. De hecho, los estudios clínicos muestran que la incidencia de niveles bajos de GS se puede reducir en hasta un 75% (1) cuando se usa un tratamiento con bomba de insulina.

Es importante que establezca una rutina para los momentos en que su nivel de glucosa en sangre es bajo. Si tiene algo disponible para tratar un bajón, es menos probable que se trate "de más" y sus niveles de glucosa en sangre aumenten demasiado.

1. Rudolph JW, Hirsch IB. Assessment of therapy with continuous subcutaneous insulin infusion in an academic diabetes clinic. Endocr Pract. 2002;8(6):401-405.

Cómo tratar la hiperglucemia (niveles altos de glucosa en sangre)

Los niveles de glucosa en sangre pueden aumentar mientras usa la bomba por los mismos motivos que cuando no usaba la bomba, incluyendo algunas situaciones que son únicas del tratamiento con una bomba de insulina:

  • haber comido demasiado
  • no tener suficiente insulina
  • pérdida de potencia de la insulina
  • no recibir insulina de la bomba

El objetivo de tratar la hiperglucemia consiste en prevenir la cetoacidosis diabética y retrasar o prevenir las complicaciones de la diabetes debidas a niveles altos de glucosa en sangre durante un período prolongado.

Tratamiento de la enfermedad

Para controlar la diabetes durante una enfermedad o infección, es necesario realizar pruebas frecuentes de glucosa en sangre y cetona en orina. La enfermedad y las infecciones añaden estrés al cuerpo y a menudo provocan un aumento de la glucosa en sangre. La bomba de insulina permite realizar ajustes de manera rápida y fácil para reaccionar ante la enfermedad y las infecciones. 

Cuando está enfermo, es difícil cuidar de su diabetes pero debe hacerlo. Si está demasiado enfermo para monitorear su diabetes cuidadosamente, pida ayuda a un amigo o familiar. Si no hay nadie que le pueda ayudar, pida asistencia a su proveedor médico.

Recuento nutricional y de carbohidratos

El tratamiento con una bomba de insulina le permite ser flexible al elegir la comida. Puesto que no hay una insulina de acción prolongada dictándole cuándo, qué o cuánto debe comer, no tiene por qué ser rígido con la dieta. Si conoce el contenido nutricional de lo que come, podrá tomar insulina de forma adecuada para mantener el control de la glucosa en sangre.

Los carbohidratos son los que más afectan al nivel de glucosa en sangre, especialmente pocas horas de haberlos comido. Contar los carbohidratos le permite adecuar la dosis de insulina a los alimentos que come. Aunque la grasa y la proteína pueden influir en sus niveles de glucosa en sangre cuando se comen en cantidades grandes, los carbohidratos son los que más afectan a la glucosa en sangre.

Ejercicio físico

Usar una bomba de insulina durante el ejercicio le permite reducir su índice basal en vez de tener que comer carbohidratos para compensar el efecto reductor que tiene el ejercicio físico sobre el nivel de glucosa en sangre. Su cuerpo necesita insulina y carbohidratos para convertir la glucosa en energía durante el ejercicio físico. Cuánto necesita para reducir el nivel de insulina y cuántos carbohidratos debe comer varía según el tipo de ejercicio físico y la frecuencia con que lo hace. Hacen falta varios intentos para lograr el equilibrio.

Es importante que tenga en cuenta que el cuerpo necesita insulina durante el ejercicio físico; por lo tanto, no recomendamos que deje de usar la bomba a menos que el ejercicio dure poco (1 hora o menos).

Cómo tratar los sitios de infusión

Es importante ser proactivo respecto a mantener sano el sitio de infusión y recientes la insulina, el reservorio y el equipo de infusión. Con un poco de cuidado, puede sacar provecho de todos los beneficios que ofrece el tratamiento con una bomba de insulina y evitar problemas graves.

Unos pocos principios sencillos pueden mejorar sus resultados considerablemente:

  • Cambie el sitio de infusión de forma regular
  • Rote el sitio de infusión de forma regular
  • Siga los métodos de rotación recomendados
  • Inspeccione el sitio de infusión con frecuencia
  • Use sitios apropiados
  • Tenga a mano los insumos adecuados