Preparándose para nuevas aventuras

En Medtronic, queremos ayudarle a usted y a su hijo a aprovechar todas las oportunidades de la vida gracias a los beneficios del tratamiento con la bomba de insulina. Esta sección brinda información sobre cómo controlar de manera más eficaz la diabetes de su hijo en distintas situaciones.

La vida social de su hijo

Con los grandes avances en terapias para la diabetes, su hijo puede disfrutar de una vida sin limites

informacion-util-para-padres_03_0.jpgJuntarse con amigos y jugar con ellos es una de las mejores maneras de que su hijo esté sano y emocionalmente estable. Afortunadamente, la vida social de su hijo con una bomba puede ser tan flexible como lo requiera su horario. Puede aliviar mucha de la ansiedad que usted sentía como padre cuando tenía que administrar inyecciones de insulina, mantener registros y calcular índices. También puede mejorar el estado de ánimo y la seguridad de su hijo.

Como padre, haga todo lo que pueda para animar a su hijo a que participe en actividades saludables con otros. Si usted está preocupado o inquieto por la socialización de su hijo, su hijo captará esos sentimientos y se sentirá inseguro. Diga a su hijo que usted cree en el gran potencial que tiene para realizar las actividades que elija, y empezará a creer en sí mismo.

Es necesario que tenga en cuenta qué dulces habrá en una fiesta de cumpleaños o cuánta actividad física realizará después de escuela. No obstante, la tecnología de la bomba de insulina de Medtronic con su capacidad de MCG reducirá muchas de las especulaciones en torno a estos eventos.

Estos son algunos consejos útiles para cuando su hijo se reúna con amigos:

  • Enseñe a su hijo a preguntar qué hay en la comida que le ofrecen y haga todo lo que pueda para informar a los demás sobre cualquier restricción
  • Enseñe a su hijo que está bien decir ""no, gracias"" a algo que le ofrecen, preguntar qué hay en algunas comidas o pedir que preparen algo de forma diferente (sustituir las patatas fritas por verdura, por ejemplo)
  • En ocasiones, los niños pierden la noción del tiempo cuando participan en actividades con amigos; asegúrese de que usted u otro adulto le recuerde a su hijo cuándo debe comprobar sus niveles de glucosa en sangre o administrar un bolus en su bomba
  • En cualquier ocasión, asegúrese siempre de que haya un adulto responsable capaz de ayudar a su hijo a controlar su bomba y su diabetes
  • Si su hijo va a salir hasta tarde o va a pasar la noche en casa de un amigo, asegúrese de que usted y su hijo lo preparen juntos (llevar un aperitivo extra para la medianoche o ajustar los índices basales; consulte con su proveedor médico para la elaboración de un plan para las salidas de noche o las noches fuera de casa)
  • Asegúrese siempre de que las personas que acompañan a su hijo tengan la información de contacto de emergencia actual exacta y la capacidad para actuar en el caso de que se produzca una emergencia

Si las estancias fuera de casa van a ser prolongadas (como en las fiestas de pijamas o actividades deportivas), quizás quiera llevar lo siguiente:

  • comprimidos de glucosa u otra forma de azúcar para tratar la hipoglucemia
  • insulina y bomba de insulina o jeringas
  • equipos de infusión para la bomba de insulina
  • aperitivos
  • agua para mantenerse hidratado
  • tiras reactivas de cetona
  • número de contacto del médico
  • kit de emergencia Glucagon®
  • número de contacto de emergencia
  • medidor de glucosa en sangre, insumos y pilas
  • información médica (pulsera de diabetes o tarjeta identificativa)

Yendo a la escuela

informacion-util-para-padres_06.jpgAyude a que su hijo se prepare para responder preguntas de sus compañeros sobre la diabetes y la bomba. Dependiendo de lo que su hijo quiera que los demás sepan, plantéese animarle a hacer una presentación en clase sobre la diabetes y la asombrosa tecnología de las bombas.

Puede que algunas escuelas tengan poca experiencia en cuidar a un estudiante con una bomba. Tenga paciencia y sea persistente en enseñar al personal de la escuela el plan para ayudar a su hijo. Incluso puede pensar en invitar a la enfermera escolar a una de las clases de formación que organiza Medtronic sobre el uso de la bomba, o pida a uno de nuestros representantes que vaya a la escuela a hablar con ellos.

Colabore estrechamente con los profesores de su hijo, los administradores de la escuela y las enfermeras escolares para que se conviertan en sus mejores aliados a la hora de ayudar a su hijo a mantener una rutina de uso de la bomba en la escuela que resulte cómoda. Asegúrese siempre de que las personas clave de la escuela, incluidos los amigos más cercanos de su hijo, tengan la información de contacto de emergencia actual exacta.

Compruebe regularmente que la escuela tenga una cantidad suficiente de insumos de diabetes que no hayan vencido para su hijo (incluido un medidor de GS y tiras reactivas para pruebas, un dispositivo de lancetas, un kit de emergencia Glucagon™ y comprimidos de glucosa, insulina extra y jeringas de insulina, pilas para la bomba, reservorios, equipos de infusión y toallitas para preparar la piel).

Además, muchos padres de hijos que usan una bomba de insulina de Medtronic consideran que es muy útil usar regularmente el software CareLink® Personal tanto en casa como en la escuela para controlar mejor la diabetes. Si no está familiarizado con el software CareLink® Personal, puede obtener más información aquí.

Listo para la universidad

informacion-util-para-padres_08.jpgPuede ser difícil de creer ahora, pero algún día su hijo se irá de casa para ir a la universidad. Muchas familias están preocupadas por el deterioro de la salud de sus hijos al abandonar la seguridad del hogar.

La clave para controlar la diabetes, ya sea en casa o fuera de ella, es el soporte continuo. Colabore con su hijo para asegurarse de que tiene un sistema de soporte en la escuela. Muchos estudiantes creen que su éxito en la universidad tiene mucho que ver con lo que sucede antes de estar en el campus. Estos son algunos recordatorios útiles:

El horario de su hijo puede cambiar

Tras consultarlo con el médico que trata a su hijo, quizá quiera sugerir a su hijo que mantenga la configuración de la bomba de insulina tal como está hasta que sepa cómo su horario afectará los niveles de glucosa. No obstante, indíquele que compruebe su glucosa a menudo. Si su horario cambia cada día, quizá quiera hablar con su médico para usar más de un patrón basal.

Crear una red

Anime a su hijo o hija a compartir información que puede ser útil con amigos, profesores y administradores de la escuela. Por ejemplo, si los profesores de su hijo conocen la situación, puede que sean más considerados si su hijo tiene que tratarse un bajón durante una clase o falta por completo a la clase. Además, varios campus tienen recursos para la diabetes y organizaciones que conectan a estudiantes universitarios diabéticos de distintos campus. A menudo, tender la mano y usar estos recursos puede reducir el estrés y la carga que uno siente cuando entra en un entorno nuevo.

Sea inteligente en las fiestas

Las fiestas son frecuentes en la universidad y es importante que su hijo esté preparado. Aunque no lo recomendamos de ninguna manera, si su hijo tiene la edad legal y decide tomar alcohol en una fiesta, tenga en cuenta lo siguiente: pueden producirse descensos graves del nivel de azúcar en la sangre muchas horas después de consumir alcohol, por lo que un monitoreo detenido es fundamental, especialmente al irse a dormir (el MCG puede ser de gran ayuda en este caso). Además, tomar un aperitivo equilibrado adicional que contenga proteína, grasa y carbohidratos puede ayudar a prevenir algunos de estos descensos de azúcar en la sangre asociados al alcohol. No tome nunca alcohol sin comer algún alimento que contenga carbohidratos.

Tener una cita

Asegúrese de que su hijo esté preparado para responder a preguntas sobre su bomba de insulina. Si su hijo va a pasar mucho tiempo con una persona, quizás quieran enseñarle los conceptos básicos de la diabetes y la bomba de insulina.

Cómo trasladar prescripciones

Si su hijo se va a vivir lejos de casa, es mejor que traslade sus prescripciones a una farmacia que esté situada cerca del lugar en el que vivirá.