Una cosa es ser abierto con tu familia y amigos sobre tu diabetes y el impacto que tiene en tu vida, ¿pero qué sucede cuando comienzas a tener citas con alguien? Muchas personas no saben en qué momento hablar de su diabetes con una pareja (o posible pareja). Hablamos con algunos amigos para saber qué pensaban. ¡Lee sus respuestas a continuación y dinos tu opinión de sus comentarios!

Mari Ruddy, edad 47, Soltera, 31 años con diabetes (¡Uso la bomba y MCG de Medtronic!)

“Cuando tienes una cita con alguien, creo que es importante hablar de tu diabetes inmediatamente. Ni bien alguien sabe mi nombre y pasa algún tiempo conmigo, saben de mi pasión por la salud, por el ejercicio y acerca de como la diabetes me ha fortalecido. Quiero que la persona con quien tengo una cita sepa que llevo una vida plena y feliz aún con diabetes o tal vez incluso por tener diabetes.”

Nick Ward, edad 18, Soltero, 4 años con diabetes

“Una buena oportunidad para decirle a tu pareja que tienes diabetes tipo 1 es cuando estás en una cita, porque ello te permite estar a solas con esa persona y poder hablar. En el pasado, le he hablado a mi pareja de mi diabetes tipo 1 cuando comenzamos a tener citas. En ese momento conocimos más acerca de la vida personal tanto mía como la de ella. Le conté que al principio es un esfuerzo tremendo lograr controlar el nivel de azúcar en sangre y luego con el tiempo se hace más fácil. Ella reaccionó con empatía y ganas de ayudarme, pero  también me hacía muchas preguntas, por ejemplo, ¿qué es la diabetes?, ¿es contagiosa?, ¿cómo te enfermaste?, ¿existe alguna cura? Siempre intento responder todas las preguntas.”

Manny Hernández, edad 40, Casado, 10 años con diabetes

“Estoy a favor con ser abierto con respecto a mi diabetes, tal vez no la primera vez que sales con alguien, pero definitivamente tan pronto sea posible. No es diferente de contarles acerca de tu familia, o quizás, sobre cómo tus hermanos o padres son un poco celosos…es decir, es parte “del paquete”. Si la persona se altera, sin duda te sentirás lastimado. Pero si realmente te aman, te aceptarán tal cual eres y con lo que tienes, y ESO incluye tu diabetes. Mi esposa SIEMPRE ha sido mi principal sostén. Fui diagnosticado (en octubre de 2002) antes de que naciera nuestro primer hijo (octubre de 2003), y ha estado conmigo desde el día que escuché las tan temidas palabras «tienes diabetes». No puedo imaginar mi vida sin ella: nunca me ha culpado ni juzgado ni tratado de manera diferente por mi diabetes. Por el contrario, a veces cuando he sido duro conmigo mismo por mi diabetes, ella me ayudó a relajarme. ¡Soy muy afortunado por tenerla en mi vida!”

Cheryl Cormany (Consultora de la Terapia con Bomba de Medtronic), edad 32, Casada, 27 años con diabetes

“Cada persona es diferente, pero creo que si una persona es lo suficientemente especial como para tener una cita con ella, también es lo suficientemente especial para saber que tienes diabetes. Tú deseas que las personas que son importantes en tu vida comprendan, apoyen y se interesen por los detalles de tu vida. También existe mucha información errónea sobre la diabetes hoy día y siempre intento hablar de ello lo antes posible para que las personas entiendan que soy una persona fuerte, saludable y normal y ¡puedo llevar una vida completamente normal! Poco tiempo después de haber comenzado a salir con mi esposo le hablé de mi diabetes. Es un aspecto importante de mi vida y en ese momento supe que si buscaba una persona con quien compartir mi vida, esa persona también debería brindarme apoyo con respecto a mi diabetes. Cuando comencé a salir con mi esposo justo me encontraba empezando a averiguar con respecto al uso de una bomba de insulina. Una vez mientras conducíamos a la casa de un amigo en común por su cumpleaños le di un curso completo para principiantes sobre la diabetes tipo 1 y le pregunté su opinión sobre la bomba. Yo esperaba que él pensara que era extraño o raro, pero recuerdo que su reacción exacta fue “me parece mucho mejor que tener que inyectarte”. Definitivamente me ayudó a decidirme el saber que él también me apoyaría.”

Michael DiFiore (Gerente de Producto MCG de Medtronic), edad 29, Soltero, 23 años con diabetes

“Inevitablemente es un tema que surge en la primera hora cuando me controlo el azúcar en sangre, saco mi bomba o les cuento qué hago, ya que trabajo para una compañía que se dedica a la diabetes. Aún si no tuviera este trabajo les contaría lo antes posible, no hay razón para perder el tiempo si es un motivo que provoca malestar, pero en mi experiencia nunca me ha traído problemas. Además, nadie es perfecto y por lo general la otra persona también tiene algo para contar. También se lo puede ver como una entrevista. Aunque para muchos es una debilidad, yo lo veo como una fortaleza. Por último, es útil establecer expectativas, especialmente cuando nos quitamos la ropa y tengo un equipo de infusión y sensor encendidos.”

Quinn Nystrom, edad 27, Soltera, 14 años con diabetes

“En el pasado no sabía muy bien cuándo debía contarle al hombre con quien salía que tengo diabetes tipo 1. Durante los últimos 14 años me he sentido como una madre soltera. He aprendido a lidiar con los altibajos de la diabetes sola, así que pedirle a alguien a unirse a mí en esta lucha es un tema importante para mí. A medida que he crecido me he dado cuenta de que cada persona tiene fortalezas y a veces problemas, como alguna afección médica como la diabetes. Pero si el muchacho no puede ver más allá de mi diabetes, no sabrá que soy divertida, compasiva e intrépida. Es un paquete completo. Me tomas o me dejas. Sé que algún día conoceré a un hombre maravilloso que me ame por todo lo que soy, que es mucho más que sólo una enfermedad.”