IMG_2195

 

 

Cuando José Luis Morales descubrió su pasión por el atletismo en el año 1990 nunca imaginó que su sueño de participar en una competencia global se haría realidad. Viviendo con diabetes tipo 1, sabía que practicar ejercicio y llevar un entrenamiento constante era un gran reto. “Decidí empezar a correr porque era la única manera que tenía para controlar mi glucosa, haciendo ejercicio” dice José Luis recordando cómo inició esta aventura, que lo convierte en uno de los dos mexicanos que este año participará en la carrera Medtronic Global Champions.

Este evento cuenta con la participación de 20 corredores de diferentes partes del mundo, que viven con condiciones de salud como la diabetes, enfermedades del corazón, desórdenes neurológicos, obesidad y complicaciones gastrointestinales. El encuentro busca reconocer a estos atletas en las carreras Medtronic Twin Cities y Medtronic TC 10 millas.

 “Quiero demostrar que la diabetes no es un impedimento”

José Luis fue diagnosticado con diabetes tipo 1 desde muy niño, y durante gran parte de su vida controló su condición solo inyectándose insulina. En el año 2004, enfrentó varias complicaciones de salud incluyendo retinopatía y neuropatía diabética; después de esto, en el 2007, conoció la terapia con la bomba de insulina y desde entonces es una persona diferente.

“Mientras voy corriendo puedo darme cuenta de las variaciones de mi glucosa gracias a la bomba de insulina. Cuando no la tenía, debía parar y usar un glucómetro para medirla. Ahora incluso puedo programar las dosis antes de la carrera y configurarlas durante la competencia según vaya reaccionando mi cuerpo”, comentó José Luis; algo que sin duda le permite concentrarse en la meta sin preocuparse.

Desde mucho antes de enterarse que había sido el ganador del concurso para representar a México en el evento, José Luis se prepara con entusiasmo para correr cada vez más millas, y sabe que el monitoreo de sus niveles de glucosa es esencial para lograrlo. “Si quiero lograr correr 10 millas, tengo que ser disciplinado con el entrenamiento y control de mi glucosa. Esa es mi meta. Así como en la vida, si quiero vivir más tiempo con diabetes, ver crecer a mis dos hijos y conocer a mis nietos, tengo que ser constante y dedicado con el monitoreo de mi salud”, comentó José Luis.

Hoy su sueño se hizo realidad y tendrá la oportunidad de competir junto a personas de Australia, Brasil, Canadá, China, Islandia, Indonesia, Italia, Reino Unido, Malasia, Suecia y Estados Unidos en la carrera de  Medtronic TC 10 millas. En cada paso, este campeón global, lleva consigo el honor de ser el primer mexicano en participar, demostrando que los límites no existen a la hora de vivir con diabetes, “me motiva saber que puedo ayudar a la sociedad a que se dé cuenta que la DT1 no es un limitante ni un impedimento para realizar cualquier actividad física o sueño que uno tenga en mente”.

José Luis no está solo en este sueño, su doctora Angélica Martínez será su compañera durante la competencia. “José Luis me invitó a ser su par en la carrera, él ha sido mi mayor motivación para prepararme y asistir”. La doctora Martínez, endocrinóloga pediatra y especialista en diabetes tipo 1, enfatiza en que el ejercicio y el estilo de vida saludable son indispensables para aquellas personas que viven con esta condición.

“Si bien sabemos que parte fundamental para el control de la glucosa es la insulina, no es lo único que se necesita. Yo lo explico como una mesa de 4 patas donde cada una cumple una función. Ente ellas están: La insulina, la alimentación, el monitoreo constante de glucosa y el ejercicio”; dice la doctora, explicando que este último regula la glucosa mediante el gasto y el almacenamiento, ayudando a que las personas con diabetes vivan en condiciones óptimas.

La doctora Angélica entrena constantemente con José Luis, mientras que lo aconseja sobre los cambios y reacciones que su cuerpo va teniendo durante el ejercicio; dice también, que “cada persona es diferente y cualquier actividad física debe estar controlada para asegurarnos que está produciendo resultados positivos”. Así mismo, resalta los beneficios de la bomba de insulina a la hora de practicar deporte, entre ellos “que se pueden administrar dosis más exactas, desde mínimo .025 (10 veces menos de la dosis con jeringa o pluma) permitiendo modificar las cantidades de insulina en el transcurso del día y tener pequeñas dosis de forma paulatina, cada media hora o cada hora, asemejando la función del páncreas, durante a las 24 horas del día.” Estas ventajas ayudan a los deportistas antes, durante y después de su entrenamiento.

Al igual que José Luis y su doctora te invitamos a llevar un estilo de vida más saludable a través del ejercicio y el control de tu diabetes. ¡Es posible correr por tus sueños!