Entre los mayores sustos que podemos vivir los familiares o cuidadores de un niño o niña que vive con diabetes está enfrentar una hipoglucemia, especialmente porque si nos descuidamos las consecuencias pueden ser graves. Por eso, en el Día Mundial de la Salud, queremos ofrecerte algunas recomendaciones útiles para prevenirla y reconocer sus síntomas en los más pequeños de la familia, para que puedas actuar oportunamente.

<<<< haz click aquí para entender lo que es una hipoglucemia > > > >

Antes que nada, es importante aclarar que cualquier persona o niño que vive con diabetes puede experimentar niveles bajos de glucosa o hipoglucemias inesperadamente durante el día o la noche. La hipoglucemia es un descenso de los niveles de azúcar (glucosa) en la sangre a menos de 70mg/dl

[i]. Es importante hablar con el médico de nuestro niño o niña para que nos indique cuáles son sus niveles normales o bajos, pues pueden variar en cada caso. En general, mientras más bajo el nivel de glucosa, más intensos pueden ser los síntomas (aunque también pueden existir hipoglucemias asintomáticas). En estos casos, el organismo activa hormonas para regular la situación, lo que produce síntomas como sudores fríos, temblores, náuseas, palpitaciones o palidez[ii].

¿Por qué puede aparecer una hipoglucemia? Algunas de las causas más comunes pueden ser una dosis excesiva de insulina, realizar más ejercicio, juegos o actividad física de lo previsto, o no consumir el alimento adecuado a la hora establecida, entre otras causas. El buen control de la diabetes es la mejor forma de prevenir las hipoglucemias. Reconocer los síntomas tempranamente también te puede ayudar a tratarlas antes de que empeoren, pues en casos graves pueden provocar incluso alteraciones de la consciencia, convulsiones y hasta un coma[iii].

¿Cuáles son los síntomas tempranos en los niñ@s ante los que debemos estar alertas? En principio, sensación de hambre, dolor de cabeza, sudor frío, temblores o dolor abdominal[iv]. Si el niño o niña no te notifica a tiempo para tomar medidas oportunas, o no notas estas señales, pueden aparecer síntomas más graves, como dificultad para pensar o hablar, visión borrosa, adormecimiento o mareos[v].

sintomas hipoglucemia

Ante cualquiera de los anteriores síntomas es fundamental constatar la hipoglucemia, a través de un examen de glucemia capilar o de sangre. En la escuela, los docentes y maestros deben ser capaces de reconocer los signos de hipoglucemia y aplicar las medidas de urgencia necesarias. Algunas de las recomendaciones incluyen hablar con las personas clave de la escuela y asegurarse de que tengan la información de contacto de emergencia.

Las bombas de insulina pueden abordar muchos de los problemas particulares de los padres de niños que reciben tratamiento para la hipoglucemia o cuidados para la diabetes, puesto que este dispositivo puede administrar constantemente y de manera regular la insulina, y el uso de insulina de acción rápida ayuda a reducir el riesgo de hipoglucemia[vi]. La función Bolus Wizard ayuda a eliminar la incertidumbre en el cálculo de la dosis de bolus o de la dosis de corrección para volver a controlar la glucosa en sangre y minimizar el riesgo de complicaciones[vii].

Por supuesto, lo más importante es prevenir las hipoglucemias pues de esta manera mantendremos la capacidad del organismo de nuestro niño o niña para reaccionar ante ellas. Esto podemos lograrlo a través de ciertas medidas[viii]:

– Realicemos mayor número de controles de glucemia durante el día, sobre todo si se ha previsto actividad física (y en el colegio seguramente la habrá).

– Planifiquemos junto al niño y los docentes el ejercicio físico que realizará, a fin de ajustar la insulina que se administrará (si el niño es insulinodependiente) y los carbohidratos que se consumirán cada día.

– No inyectemos insulina sin haber hecho un control de glucemia previo, especialmente antes de la hora de dormir.

El uso de tecnologías como la bomba de insulina, la cual regula los niveles de insulina dependiendo de las necesidades de cada cuerpo especialmente en el caso de los niños, puede ayudar a eliminar el miedo y la ansiedad en torno a la hipoglucemia para toda la familia y facilitar el tratamiento y los cuidados relacionados con el tratamiento de la diabetes de los más pequeños. Con planificación adecuada, control y comprensión es posible evitar los sustos de la hipoglucemia y lograr que nuestro niño o niña tenga una vida plena, divertida y sin límites.

 
———[i] http://www.diabetes.org/es/vivir-con-diabetes/tratamiento-y-cuidado/el-control-de-la-glucosa-en-la-sangre/hipoglucemia.html[ii] http://www.diabetes.org/es/vivir-con-diabetes/tratamiento-y-cuidado/el-control-de-la-glucosa-en-la-sangre/hipoglucemia.html[iii] http://www.fundaciondiabetes.org/infantil/275/problemas-imprevistos[iv] http://www.fundaciondiabetes.org/infantil/275/problemas-imprevistos[v] http://www.fundaciondiabetes.org/infantil/275/problemas-imprevistos[vi] http://www.fundaciondiabetes.org/infantil/275/problemas-imprevistos[vii] http://www.fundaciondiabetes.org/infantil/275/problemas-imprevistos[viii] http://www.medtronicdiabeteslatino.com/acerca-de-la-diabetes/bombas-para-bebes-y-ninos