Hipoglucemias y comer en exceso - Medtronic Hypoheroes

HIPOGLUCEMIAS
Y COMER EN EXCESO

Emma Marcus, dietista titulada con diabetes de tipo I

A todos nos ha pasado. Despertar en mitad de la noche, notarnos un poco flojos, saber que tenemos la glucosa baja y comernos media nevera.

“Movidos por el hambre voraz”

¿Por qué nos pasa? Y para algunos, ¿por qué con tanta frecuencia? Tanto si existe diabetes como si no, el exceso de insulina que provoca la hipoglucemia da hambre. ¡Seguro que has conocido a personas no diabéticas que experimentan hipoglucemias ocasionales y que se ponen de mal humor por ese hambre voraz! Sin la diabetes, estos síntomas no duran mucho, porque el cuerpo es capaz de reducir la cantidad de insulina que produce a medida que disminuye la glucosa en sangre. Desafortunadamente, si el cuerpo no regula los niveles de insulina y le hemos administrado una dosis mayor de la que necesita, la hipoglucemia no desaparecerá hasta que desaparezca la insulina sobrante, y ello requiere alimentos.

Entonces, ¿qué podemos hacer?

“Más vale prevenir que curar”

Si es posible, la prevención es mejor que la cura. Aunque es difícil suministrar
siempre la cantidad de insulina correcta y permanecer dentro de los límites de glucosa en sangre, cuando no estamos seguros de la dosis que necesitamos (p. ej., cuando comemos fuera de casa), la recomendación general es administrar la dosis de insulina más baja y comprobar el nivel de glucosa en sangre unas horas más tarde. De este modo si la dosis ha sido demasiado baja y el nivel resulta ser más alto de lo esperado es posible corregirlo.

También puede ser útil verificar que la insulina basal tiene el nivel correcto, dado que puede cambiar con el paso del tiempo. Habla con tu equipo médico que te controla la diabetes para averiguar la mejor manera de abordar esta situación en la vida cotidiana, o en situaciones especiales como las vacaciones y la práctica de ejercicio.

Aunque te esmeres al máximo, algún día te encontrarás con la glucosa baja. A veces puede ser muy difícil lograr el control adecuado, ¡pero intenta seguir estas reglas y verás que el ansia de comerte todo lo que ves es menor! Asegúrate de que se trata de una bajada de glucosa y que tu nivel de glucemia es inferior a 72 mg/dL. Come o bebe inmediatamente 15 o 20 g de glucosa (5 comprimidos de glucosa, 100 ml de una bebida energética o 150 ml de cola) y luego… ¡ESPERA! Siéntate tranquilamente unos 15 minutos (ponte una alarma, si es necesario) sin comer nada más. En este intervalo, la sensación de hambre debería disminuir. Si aún tienes la glucosa demasiado baja, repite el proceso. Es posible que necesites un tentempié si no te corresponde comer nada en las próximas 1 o 2 horas. Depende mucho del régimen de insulina que sigas. Si no estás seguro, consulta con tu equipo médico que te controla la diabetes. Check with your diabetes team.

Es buena idea preparar de antemano porciones que contengan la cantidad justa para tratar un episodio de hipoglucemia (p. ej., reparte los comprimidos de glucosa y otras fuentes de energía en bolsitas de plástico) y los tentempiés de seguimiento, para evitar la tentación de tratar la hipoglucemia con un atracón. Pero recuerda disponer siempre de más de una bolsita de tratamiento, por si acaso.