Gestionando el miedo y la ansiedad - Medtronic Hypoheroes

LOS MEJORES CONSEJOS PARA AFRONTAR EL MIEDO,
LA ANSIEDAD Y LA PREOCUPACIÓN SOBRE LA HIPOGLUCEMIA

Rosie Walker (RN, BSC (Hons) y MA (Ed))

La hipoglucemia es una faceta de la diabetes que puede generar gran preocupación y ansiedad en el día a día, además de temores en general acerca de sus efectos. La hipoglucemia no está relacionada con la diabetes en sí, sino que es un efecto secundario de la insulina o de los antidiabéticos orales, así que muchas personas se encuentran con que los esfuerzos por mantener el nivel de glucosa dentro del intervalo recomendado aumenta la frecuencia de los episodios de hipoglucemia y les impide controlar la diabetes de forma eficiente. Si a ello le sumamos el ajetreo y caos de la vida diaria, la hipoglucemia puede aparecer de forma inesperada —en el trabajo, en el coche, durante una salida al cine o al teatro— y requiere tratamiento.

Preocupa, en especial, por la noche, porque al estar dormidos somos menos conscientes de los síntomas y disminuye la posibilidad de actuar. Para los padres y madres de niños diabéticos, la mera idea de que se presente una hipoglucemia durante la noche sin que se den cuenta, despierta mucho temor1.

Estos son algunos buenos consejos para afrontar mejor las inquietudes sobre la hipoglucemia:

MEDTRONIC HYPHEROES SHOOT 28-9-16

  • Recuerda que es normal preocuparse por la hipoglucemia ¡y también que nos resulte irritante y un fastidio! Ser consciente de nuestros sentimientos acerca de la hipoglucemia y ponerles nombre es algo muy útil en sí mismo, ya que así uno se puede desahogar un poco cuando sea especialmente irritante o fastidiosa.
  • No te detengas en la preocupación, ¡pasa a la acción! Empieza a llevar un registro de los episodios de hipoglucemia (haga clic aquí para descargar el Cuaderno de registro de hipoglucemia) y luego, o si ya lo tienes, ¿por qué no revisarlo de una forma analítica? ¿En qué situaciones ocurren? ¿Puedes modificar algún aspecto de la rutina, alimentación, actividad o insulina la próxima vez que te encuentres en una de esas situaciones para tratar de evitar la hipoglucemia? Si no detectas ningún patrón o no se te ocurre qué hacer, ¿sería de ayuda hablar con alguien, quizás otras personas diabéticas, por internet o en persona? Aprender técnicas de relajación, p. ej., meditación, yoga o respiración profunda, también puede ayudar a afrontarlo en “el momento”.
  • Escribe cada uno de tus miedos y preocupaciones. Revísalos y asígna a cada uno una puntuación (p. ej., de 1 a 5, siendo 1 el más bajo). De nuevo, uno por uno, piensa en qué medida le afecta cada uno de ellos y qué necesitarías para sentirte más seguro/a o para eliminar dicha preocupación.
  • Solicita ayuda profesional. Si el miedo o la preocupación asociados a la hipoglucemia te agobian y muestras síntomas de ansiedad o notas que está organizando su vida (o la de otros, p. ej., la de su hijo/a) para evitarla, es hora de recurrir a un profesional, p. ej., terapia cognitivo-conductual. Tal vez sean necesarias nuevas estrategias para reducir la ansiedad, y eso ayudará a afrontar mejor la situación. No hay nada de malo en buscar o aceptar ayuda; de hecho, ¡en un mundo ideal, es algo que debería ofrecerse a toda persona con diabetes!2
  • Comparte tus sentimientos con tu profesional sanitario. En la próxima consulta, ¿podrías hablar con el médico de cómo te sientes acerca de la hipoglucemia, hacerle preguntas concretas o hablar sobre esas “historias alarmantes” que has oído? Es posible que un cambio en el método de control de la glucosa en sangre o del tipo, dosis o forma de administración de la insulina influya sobre la probabilidad de sufrir un episodio de hipoglucemia, sin que dejes de mantener el nivel de glucosa dentro de los límites. Se desarrollan nuevos productos constantemente; la consulta es el lugar ideal para informarse al respecto. Consulte también
  • ¿Te resulta tentadora la idea de mantener la glucosa en sangre elevada? Es común sentir la tentación de mantener la glucosa en sangre un poco alta cuando se quiere evitar una hipoglucemia a toda costa, p. ej., durante una entrevista de trabajo, una presentación profesional, una primera cita3 o durante la noche4. Si bien es comprensible hacerlo de vez en cuando, y es una forma de hacer frente a la ansiedad, si notas que lo haces de forma más regular, puede que sea un modo de ocultar un miedo a la hipoglucemia, y para eso se puede recibir ayuda. Un profesional puede ayudarte a preparar la mejor estrategia para afrontar una hipoglucemia en un entorno simulado, de modo que si se diera el caso, estarías preparado de antemano. Como se ha mencionado anteriormente, la preparación
    es una herramienta excelente para aliviar la ansiedad.
  • ¿Cómo puedes obtener más información por tu cuenta? Aprender más sobre las causas físicas y la progresión de la hipoglucemia, y saber cómo prevenir las más graves, te ayudará a aliviar las preocupaciones y los temores5. Internet es un gran recurso para obtener información fiable de las organizaciones nacionales relacionadas con la diabetes. También existen muchas otras fuentes de información. Se citan algunas a continuación.