Por qué las lecturas del sensor de glucosa no siempre coincide con la glucosa sanguínea

Importante: Básese siempre en las lecturas del medidor de GS para hacer ajustes en el tratamiento.

transmitter-on-skin-illustration.jpg

El medidor de glucosa en sangre (GS) mide los niveles de glucosa en su sangre, mientras que el sensor de glucosa mide los niveles de glucosa en el líquido que rodea las células de sus tejidos, llamado líquido intersticial.

La mayor parte del tiempo, la glucosa pasa primero a la sangre y luego al líquido intersticial. Debido a la forma en que se traslada la glucosa, es muy raro que las lecturas de su medidor de GS y su sensor coincidan exactamente. Esto es normal y es lo que debe anticiparse.

Importante: Concéntrese en lo importante: la dirección y la velocidad del cambio de la glucosa en el sensor. Preocúpese menos por cada valor individual de la glucosa y ponga más atención a las tendencias.

Usualmente, las lecturas del medidor de GS y del sensor serán muy similares. No obstante, cuando los niveles de glucosa están subiendo o bajando abruptamente, debe anticipar una diferencia más pronunciada entre los valores del medidor de GS y la lectura de la glucosa en el sensor. Algunos ejemplos de momentos cuando esto puede ocurrir:

  • Antes de las comidas y después de un bolus de insulina
  • Cuando aparecen las flechas hacia arriba y hacia abajo en la pantalla del dispositivo