Reducción de complicaciones

Impacto de la HbA1c en las complicaciones a largo plazo

La HbA1c: una medida importante de con qué eficacia se controla la diabetes utilizando una medida de la cantidad de glucosa que se ha unido a cada glóbulo rojo en los dos o tres meses previos para evaluar el nivel de control de la diabetes.
 
El estudio DCCT (Diabetes Control and Complications Trial, ensayo sobre el control y las complicaciones de la diabetes) confirma que reducir la HbA1c en solo un 1% puede reducir el riesgo de desarrollar complicaciones microvasculares hasta en un 40%.* La HbA1c se debe supervisar tres o cuatro veces al año con el objetivo de mantenerla por debajo del 7% (53 mmol/mol), o en el nivel establecido por su médico.*
 
Los valores de glucosa normales oscilan entre 70 y 140 mg/dL. Quizá quiera intentar conseguir esos objetivos en su vida cotidiana mediante el automonitoreo de los niveles de glucosa con un medidor de glucosa personal.*
 
La hipoglucemia se produce cuando hay un nivel bajo de glucosa en sangre, normalmente por debajo de 65 mg/dL, pero pueden variar según la persona. La hipoglucemia puede ser leve, cuando se notan los síntomas y se puede actuar comiendo o bebiendo algo con carbohidratos. La hipoglucemia grave requiere asistencia de otra persona y puede requerir tratamiento hospitalario.
 
La hiperglucemia se produce cuando los niveles de glucosa en sangre están por encima de 200 mg/dL, pero pueden variar según la persona. Los niveles de glucosa superiores a 270 mg/dL tienen que ser tratados rápidamente para evitar complicaciones graves.
 
Puede resultar difícil alcanzar y mantener el objetivo de la HbA1c minimizando al mismo tiempo el riesgo de hipoglucemia. El tratamiento con bomba de insulina permite ajustar las necesidades de insulina a las necesidades del cuerpo en cada momento.
 
Un control cuidadoso de los niveles de glucosa en sangre puede reducir significativamente el riesgo de desarrollar complicaciones. Una disminución del 1% en la HbA1c puede producir una reducción del riesgo de:*
  • Retinopatía (daño ocular) en un 38%
  • Nefropatía (daño renal) en un 28%
  • Neuropatía (daño nervioso) en un 28%
  • Episodios cardiovasculares (infarto de miocardio o infarto cerebral) en un 57%

De esta manera, una persona con diabetes tipo 1 que se preocupe por las complicaciones, ¿qué puede hacer ahora para reducir los riesgos?

*Las referencias se guardan en un archivo disponible previa solicitud; pida copias a su representante de Medtronic.

Continuar >