Mi hijo tiene diabetes

Para muchos niños, la bomba de insulina ofrece una solución ideal

Para enfrentarse a la necesidad de mantener los niveles de glucosa en sangre mejor controlados, muchos niños con diabetes tipo 1 confían en las bombas de insulina.
 
Una bomba de insulina es un dispositivo pequeño, aproximadamente del tamaño de un teléfono móvil, que se puede llevar fácilmente en el cinturón, en un bolsillo, o incluso cogido a la ropa o a una funda sujeta alrededor de la cintura.
 
La bomba de insulina le ayuda a usted, a su hijo y a su equipo médico, ya que imita mejor la forma en que un páncreas sano suministra la insulina basal al cuerpo aportando pequeñas cantidades de insulina de acción rápida durante todo el día y toda la noche.
Puede ayudar a gestionar mejor la necesidad de ajustar la dosis de insulina, en especial después de las comidas y durante la noche, y así contribuye a lograr un mejor control de la glucosa.
 
En lugar de administrarse inyecciones frecuentes, con el tratamiento de bomba solamente hay que cambiar el equipo de infusión cada 2 o 3 días.
 

Ester, madre de Guzmán

Ahora, Guzmán hace todo lo que hacen los demás niños: nadar, y su deporte favorito, el fútbol. La verdad es que la bomba de insulina ha mejorado la vida de toda la familia.


Bomba de Anneli

¿Cómo ayuda MiniMed® Veo™ a controlar los niveles de glucosa?

MiniMed® Veo™ puede suministrar pequeñas dosis de insulina, medidas con precisión, de tan solo 0,025 unidades cada hora a lo largo del día. El médico establece la cantidad exacta conforme a las necesidades específicas de las funciones corporales normales del niño.
La bomba también le permite:
  • Usar Bolus Wizard®: esta función integrada ayuda a garantizar una dosificación precisa al tener en cuenta la insulina ya presente en el cuerpo, los niveles actuales de glucosa, la ingesta de carbohidratos y los ajustes de insulina personales para determinar la dosis correcta.
  • Ajustar la insulina basal para compensar los niveles altos o bajos de ejercicio o
    durante enfermedades.
  • Cancelar aportes de insulina programados si el niño decide no comer o no participar en una actividad previamente planificada.

Continuar >