Mi hijo tiene diabetes

Testimonios reales

Muchos padres a cuyo hijo le diagnostican con diabetes tipo 1 se preguntan: '¿Por qué le está pasando esto a mi hijo?' '¿Cómo puede seguir viviendo como hasta ahora?' '¿Cuál es la mejor manera de ayudarle?' Al principio suele parecer que hay más preguntas que respuestas.

Una de las cosas más importantes para los padres es la salud y el bienestar de sus hijos. Para un niño con diabetes tipo 1, el objetivo del tratamiento de la diabetes es reducir el riesgo de desarrollar complicaciones a largo plazo provocadas por niveles altos de glucosa, evitar la hipoglucemia y garantizar un crecimiento y desarrollo normales tanto en el aspecto físico como en el emocional.

Lea los testimonios reales de otros padres con niños con diabetes tipo 1 y descubra cómo han encontrado el camino hacia un mejor control.

Niña con diabetes tipo 1

Tess, hija de Anna

Con mejor control con su bomba desde 2008

Cuando Tess tenía 15 meses, me la encontré bebiendo agua de la piscina inflable de nuestro jardín. Era demasiado pequeña para decirme que tenía sed. Este tipo de comportamiento nos llevó a descubrir que tenía diabetes tipo 1 y le pusieron un régimen de 4 inyecciones al día. Era muy difícil mantener el control, porque la mayor parte del tiempo Tess tenía niveles altos, pero de pronto se caía inesperadamente, lo que nos hacía muy difícil la vida a todos. Cuando cumplió dos años le pusieron la bomba de insulina MiniMed Veo y, desde entonces, notamos que hemos recuperado a Tess de nuevo. A todos los padres que han pensado en ponerle una bomba de insulina a su hijo, les diría que lo hagan lo antes posible.
 
Siguiente testimonio real >